El Paralaia y las dos Cruces

 Hoy nos vamos a desplazar hasta la Península del Morrazo tierra de preciosas playas y no menos bonitos bosques, como los que vamos a visitar en esta ruta. 


Nosotros pudimos disfrutar de una bonita estancia en la Casa de Turismo Rural O Canastro, en la que pasamos dos días y dos noches de lujo. Nos hospedamos con Petra y Cusca en uno de sus cuatro acogedores apartamentos, que ya nos cautivaron por sus nombres de nuestras queridas Islas Atlánticas, Cíes (el nuestro), Ons, Sálvora y Cortegada. Pero es que dentro son super cómodos y estarás como en casa. 

011 (2)

Canastro que le da nombre a la casa

 

008 (2)

Desde la ventana de nuestro apartamento:

002

Desayunando en el porche de los Apartamentos

023 (2)

Su naranjo: del que tomamos unos riquísimos zumos

011

Mira Petra cómo se relame:

 Y Petra y Cusca tan felices merodeando por el  canastro, el lagar, el lavadero, todo para ellas!

031

Petra en el lavadero

036

Petra en el lagar:

Además, Puri, la dueña de la casa nos atendió tan bien y nos hizo sentir tan a gusto y cómodos que nos daba pereza irnos de allí…

015

Con Puri en el jakuzzi

017

Con Puri, Petra y Cusca disfrutando del sol en el jardín

Pero un bonito sendero nos esperaba, así que arrancamos hacia Coiro, que queda muy cerquita de la Casa O Canastro, así que cuando vengas por esta zona, te recomendamos que te hospedes allí, desde donde podrás hacer otras muchas rutas por molinos, por la costa, o por el monte, como es el caso, así que tienes 1000 sitios para elegir.


Cómo llegar al inicio del sendero: por el Corredor del Morrazo, debemos coger la salida hacia Cangas y pronto veremos un indicador que pone COIRO. Debes tomar esa carretera y circular algunos kms hasta que encuentres la Iglesia, con su característica torre visible desde muchos puntos.


Allí encontrarás un amplio espacio donde podrás aparcar el coche. Empezamos!!!


Después de ver lo bonita que es la Iglesia y su torre, de hacerle algunas fotos, deberás subir por detrás de ésta, entre las casitas del pueblo, pasando por su lavadero y enseguida te introducirás en un bonito bosque de caminitos zigzagueantes que te conducirán hasta el Corredor del Morrazo, con el que te encontrarás y caminarás paralelo a él hasta encontar el puente para cruzarlo por arriba.


Torcemos a la izquierda para llegar a una poza y ya introducirnos a la derecha en un bosque multicolor que te cautivará. 

Subiremos varios kilómetros por una pista forestal cómoda  y de fácil andar que te permitirá disfrutar de lleno de la belleza del paisaje que te rodea, de los colores, los sonidos y los olores del lugar…


Después de un buen tramo subiendo llegaremos al Mirador da Fraga, que te obsequiará con las primeras panorámicas en las que querrás pararte un buen rato a admirar, disfrutar y descansar.


Desde allí verás gran parte de la ría de Vigo:


 Si estás mirando al mar, a tus espaldas, encontrarás una gran pista que sube entre árboles y verás que tienes mesas donde comer o descansar. 

 Debemos caminar un buen rato por esta pista, que va haciendo eses y siempre subiendo…

 Después de subir bastante llegarás a una zona más despejada en la que ya podrás ver de nuevo el mar y muy bonitas vistas a tu derecha, pues bien, ahí, a mano izquierda, si subes la vista, verás una gran Cruz de madera que enseguida alcanzaremos. Es la Cruz de Xestoso:

 El camino tuerce a la izquierda y otra vez a tu izquierda encontrarás un estrecho caminito que te llevará directo hasta ella. Una vez allí, tendrás que dejar la mochila un rato para disfrutar tranquilamente de la visión que tendrás desde allí:

Después de permanecer unos instantes en este gran mirador natural, debemos seguir por una senda que se abre por detrás de la Cruz; para ello debes seguir las marcas azules y blancas que verás ahí y que unen las dos Cruces, la de Xestoso y la de Ermelo.

Caminarás durante un rato por un paraje encantador, con árboles realmente especiales…

 

 Aquí estoy con mis amigos Ana, Vicky y Josiño.

 Por todo este tramo encontrarás numerosos indicadores y letreros en los que aparecen poemas, historias, leyendas y también explicaciones acerca de la fauna y flora de la zona por la que vas caminando.

 Verás que las marcas te invitan a girar a la izquierda para ir hasta la Cruz de Ermelo, pero nosotros decidimos seguir de frente por la pista forestal que desemboca en la carretera que nos llevará después hasta el pueblo de Ermelo, donde hubo antaño un convento del siglo X que cayó en el olvido al florecer el de Poio, y pasarás por delante de su iglesia y entre las casitas, subiendo hacia la Cruz.

Llegarás a una explanada arbolada y ya verás aparecer a tu derecha la gran cruz de piedra, con su inconfundible silueta. Iba a ser inicialmente un faro. Ahora muestra una cruz que recuerda a la espada de Santiago, y además tiene una concha de vieira esculpida en el centro de la misma, y un pequeño altar que se utiliza para conmemorar la festividad del Apóstol el 25 de Julio.

 Desde aquí podrás ver Bueu, las Islas de Ons, Sálvora, y la rías de Pontevedra y Arousa:

 Mira qué fotaza hizo mi amigo Josiño en lo alto de la Cruz de Ermelo:

 Desde aquí, debemos volver sobre nuestros pasos hasta que encuentres un caminito entre los árboles y verás de nuevo las marcas azules y blancas de debes seguir otra vez y te guiarán durante un rato por este extraño y bonito camino encajonado entre altas paredes:

 Y llegarás hasta el río dos Frades:

Que nos acompañará alegre varios metros…

Más tarde nos espera otro bonito paraje de esos que te llenan el espíritu lleno de paz y los ojos de belleza: A Fraga de Coiro:

Donde te sentirás como un duendecillo en el Bosque Animado:

Más tarde llegarás a un camino que nos conducirá hacia el Corredor do Morrazo, que en esta ocasión cruzaremos por debajo. 

733

Y estamos muy cerca del inicio, y desde el caminito que viene a continuación podrás divisar ya la torre de la Iglesia donde horas atrás empezamos nuestra aventura. 

739

 Pronto desembocarás en el mismo punto donde abandonamos antes el pueblo y nos introducimos en el bosque. Así que ya sólo queda cruzar el pueblo y llegar hasta el coche, al pie de la Iglesia.


Y ahora… vuelta a la Casa O Canastro a disfrutar de nuestro acogedor apartamento, a ducharse y meterse en su irresistible jakuzzi burbujeante y calentito¿Qué mejor que un jakuzzi después de una larga e intensa caminata? Nada, es que no hay nada mejor, te lo aseguro!

322

Jakuzzi

Bueno, y la chimenea tampoco tiene desperdicio…

024

Cocina, chimenea y escaleras de subida a la planta superior

 Algo calentito y…

022 (3)

Interior del apartamento Cíes: salón

A descansar!

311

Interior del apartamento Cíes: habitación en la planta superior

 

 Desde aquí queremos darle de nuevo mil gracias a Puri, que nos trató genial y nos dedicó su tiempo para contarnos un montón de cosas. Si tú también quieres ir a la Casa O Canastro, que estoy segura de que lo estás deseando, no esperes más y haz tu reserva. Aquí te dejo el enlace para que puedas ver ya mismo su página y sus fantásticas instalaciones:


Casa o Canastro

FICHA TÉCNICA:


Dónde: en Coiro, Cangas, Pontevedra.

Señalizada: no

Circular: si

Dificultad: media

Tiempo: algo más de 3 horas

Distancia: 11,55 kms

Coordenadas GPS: N 42º 16´ 57´´ – W 8º 46´ 18´´

Consejo: te será muy útil un bastón que te ayudará a bajar por la senda de la Fraga de Coiro sin caerte, jajajajaja, ya que es una pendiente muy resbaladiza con las hojas de sus árboles en el suelo…

Mapa

mo llegar con google maps

4 comentarios en “El Paralaia y las dos Cruces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s