Lagoa da Meadinha, desde Bouça dos Homens

Hace unos meses ya publicamos una ruta en la que ascendíamos a la laguna que hay en lo alto de A Peneda. En la anterior ocasión subíamos desde el Santuario, pero esta vez te ofrecemos otra subida que sin duda te apasionará: lo que te proponemos es subir por una ladera y bajar por la otra. Lo que si tendríais que hacer es llevar dos coches y dejar uno en cada extremo, o bien, hacer la ruta de ida y vuelta. Nosotros lo que hicimos fue dejar el coche en el inicio, porque en el final, o sea, en el Santuario, nos estaban esperando  mis queridos padres, jajajajajaja. Y creo que es la opción más bonita y fácil de hacer, así que te la recomiendo.

Cómo llegar: debes acercarte al pueblo de Melgaço, en Portugal, y allí buscar la rotonda que encontrarás en la carretera nacional en la que verás indicadores hacia el P.N.P.G. , que significa Parque Nacional da Peneda Gerês, el único Parque Nacional de Portugal, del que yo además, estoy enamorada. Debes subir unos 30 kilómetros por la estrecha carreterita y empezar ya a disfrutar del impresionante paisaje. Llegarás a un cruce en el que a la izquierda indica Castro Laboreiro, de frente el Santuario de A Peneda y a la derecha, Branda da Aveleira. El inicio está en Gavieira. Pero si vas a hacer la opción de dejar un coche en el Santuario, evidentemente, tendrás que ir primero hasta allí, volver a ese cruce y coger dirección Branda da Aveleira-Gavieira- Bouça dos Homens, que es donde empezaremos nosotros.

Bueno, pues cuando cojas esa carretera -preciosa también- entre montañas, después de varios kms pasarás por un puente y justo ahí verás un cartel viejo de madera que pone “Meadinha”. Ese es el nombre del lago al que vamos a subir. Justo al cruzar el puente, verás un pequeño espacio en el que puedes dejar el coche. Y empezamos!

El cartel indica en dirección del caminito por el que empezaremos ya a ascender:

Esta ruta se la quiero dedicar, por cierto, a mis dos hermanitas, Marina y Elena, que en esta ocasión vinieron a hacer la ruta con  nosotros. También disfrutamos de la compañía de su amigo Pablo.

Como anécdota, quiero contarte que este sendero lo hicimos el día 30 de Diciembre, uno de los días más fríos de lo que llevábamos de invierno y enseguida nos empezamos a encontrar hielo por todas partes mientras caminábamos…

 

El camino está bastante claro; al principio es una senda de tierra y después debes caminar por las rocas, pero es fácil. Si ves a tu alrededor, disfrutarás de unas vistas preciosas de las montañas circundantes y verás a lo lejos la aldeita Bouça dos Homens.


¿Ves? Ésta es la parte donde empieza el camino entre las rocas…

Cuando llegues a la parte más alta, caminarás de nuevo por una senda de tierra y siempre siguiendo las marcas rojas y amarillas, que ya sabes que así es como se señalizan las rutas de pequeño recorrido en Portugal.

Desde este punto divisarás a lo lejos el lago, aunque en esta ocasión, y para sorpresa de todos, fue justo donde nos dimos cuenta de que en esta ocasión el lago estaba seco prácticamente.

(Si te fijas en la primera fotografía de esta ruta, se ve ya el lago desde aquí, y es que esa es de otro día que fuimos. Donde aquí se ve una mancha amarillenta, en la otra se ve perfectamente la laguna azul))

Fíjate en el paisaje de rocas tan singulares que te rodean…

A partir de aquí, empezamos a bajar…

Caminamos por esta senda de piedras…

A medida que vamos bajando, la vegetación empieza a rodearnos cada vez más abundante:

Como ocurre en otros senderos, estos montoncitos de piedras que van dejando los caminantes, te ayudarán a encontrar el camino…

Cruzarás un puente sobre un pequeño regato…

Éstos son los árboles que te encontrarás en aquel inusual paraje:

Y finalmente, llegamos al “lago”, que en esta ocasión no lo era, sino que nos tuvimos que conformar con este riachuelillo…

¿Ves toda esa extensión de hierba seca y amarilla? normalmente está debajo del agua, y esa gran piedra redondeada, tendría que estar rodeada por todas partes. Pero la verdad es que fue toda una experiencia encontrarnos este panorama y caminar por donde nunca se puede…


Mira, ésta es una foto del mes de julio, en el que hicimos esta ruta también y paradógicamente la laguna estaba llena, ¡y es que había llovido mucho más en el mes de julio que en el de diciembre!

Bueno, una vez más tengo que invitarte a mirar a tu alrededor porque verás rocas que te llamarán poderosamente la atención por sus extrañas y curiosas formas, como ésta, que a mí me recuerda a un señor sentado en su sillón, visto por detrás, jejejejejeje…

O ésta, que es claramente un lagarto tomando el sol en lo alto de la roca:

Después de pasar un buen rato aquí, nosotros incluso comimos allí los bocatas, continuamos nuestro camino. Debes atravesar la pasarela que hace de presa y contiene el agua de la laguna que, ya te habrás dado cuenta, es artificial.

Y toca bajar…

Y caminar por esta senda tan curiosa:

Nos encontramos más hielo!

¿Distingues desde aquí el puentecillo que pronto vamos a cruzar?

Aquí está Cusca cruzándolo:

En esta ladera encontrarás más vegetación y muchos árboles de varias especies, pero abundan los acebos, como éste que estaba cargado de bolitas rojas…

Bajamos…

Y bajamos…

A tu alrededor, rocas tan llamativas como ésta:

A medida que descendemos, divisamos las verdes montañas de A Peneda:

Y el pueblecito que lleva el mismo nombre:

La bajada es siempre por un camino de roca o piedras, entre bosques de árboles que cada vez se hacen más frondosos:

Desde esa roca donde estoy subida, tendrás unas inigualables vistas del pueblo, las montañas y las torres del Santuario, que ya empieza a asomarse…


Y ya estamos muy cerca!


Por fin llegamos al Santuario, donde nos esperaban mis padres, jajajajajaja, ¡así da gusto!

Así que desde ahí, nos dirigimos en coche hasta el inicio donde dejamos el otro. ¿Qué te ha parecido el plan?

 

Y como bonus track, te voy a regalar esta fotografía de Cusca contemplando el camino hacia el lago, en un día del mes de enero en el que había nevado y el lago ya estaba lleno.

 

 

Bueno, pues ya sabes, tienes varias maneras de hacer esta ruta: 

– subir por una ladera y bajar por la otra (dejando un coche en cada extremo); 

– subir y bajar por la misma ladera;

– o subir y bajar y volver a hacer el mismo recorrido en sentido inverso, que evidentemente, será el doble de tiempo y de kilómetros…

 

Yo te voy a poner aquí las coordenadas GPS de los dos puntos de inicio posibles y tú decides. El enlace wikiloc te servirá para cualquiera de las opciones que existen.


FICHA TÉCNICA:


Dónde: Parque Nacional Peneda-Gerês, Melgaço

Circular: no

Señalizada: si

Tiempo: 2 horas 30 minutos

Distancia: 4 kms

Dificultad: moderado

Consejo: Todos los años nieva en A Peneda en invierno, por lo tanto, después de haber nevado o llovido mucho, es de suponer que la laguna estará llena, aunque verla seca, también ha sido todo un espectáculo. Si vas a ir en verano y hace mucho calor, lleva protección para el sol, gorra y crema, pues en gran parte de la ruta caminarás a pleno sol ya que no hay árboles (tan sólo hay sombra en la ladera del Santuario). Te será útil el bastón.

Coordenadas GPS Bouça dos Homens:   N 41º 59´41´´  –  W 8º 14´ 47´´

Cómo llegar con google maps a Bouça dos Homens

Coordenadas GPS Santuario A Peneda: N 41º 58´27´´  –  W 8º 13´20´´

Cómo llegar con google maps al Santuario

Mapa

4 comentarios en “Lagoa da Meadinha, desde Bouça dos Homens

  1. Aunque ya conocía la Virgen de la Peneda de visitarla en varias ocasiones, nunca había podido realizar la ruta hasta la laguna hasta este Sábado. Había leído aquí cómo era la ruta, así que con mis 2 perros y 2 amigas nos fuimos a pasar el día. Como cuentas en el blog, espectacular la subida, las formas de las piedras, las vistas….hasta que llegamos a la laguna que estaba totalmente vacía. Tenía en mente tus fotos y esperábamos encontrarnos con esa agua azul reflejando el cielo, y nos encontramos con varios riachuelitos, con la hierba del fondo seca ( debe de hacer tiempo que no está llena) pero eso si, con una paz y una sensación buenísima de haber hecho “cumbre” .
    Como no era muy tarde, decidimos seguir una senda que venía marcada desde la laguna ( no había leído tu otra ruta para llegar a la laguna), y la seguimos hasta llegar a la carretera.
    Ahí nos encontramos algo desorientadas, porque creíamos que siguiendo la carretera llegaríamos a la Peneda, p; ero a medida que caminábamos la sensación era de que nos alejábamos del punto de llegada. Como teníamos miedo de que se nos hiciera de noche por el monte, y que no pudiéramos seguir bien las señales, decidimos parar a un coche y preguntar cómo podíamos llegar.
    La suerte estuvo de nuestro lado; el primer coche que paró era de una pareja de Vigo que también estaba de ruta por el Xerés, y que no sólo nos dijo que íbamos en sentido contrario al que deberíamos, si no que nos acercó a una de nosotras hasta el coche ( ellos también tenían una perra, y la mía no estaba para confraternizar), y después la volvió a acompañar con su coche hasta que nos encontró y nos ayudó a salir de ahí por una ruta más corta de la que íbamos a hacer.
    Si por causalidad está leyendo esto, muchísimas gracias por todo. Fueron nuestros salvadores, dejaron de hacer sus planes para ayudarnos a nosotras, y además con una sonrisa siempre en la boca . A veces te encuentras en la vida con buena gente, muy buena gente y te sorprende su generosidad.
    Prometo leer bien tus rutas antes de volver a meterme en otra.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, Gabriela! Muchas gracias por seguir el Blog y por comentarlo, me encanta saber cual es vuestra impresión acerca de las rutas y también vuestras experiencias.
      Si vuelves a ver la entrada, verás que comento precisamente eso, que subimos en Diciembre y nos encontramos con la sorpresa de que estaba vacía, tal y como vosotras la visteis, con la hierba seca y esos riachuelillos, fíjate bien y verás las fotos de la gran roca rodeada de la hierba seca.
      Pero también puse una fotografía al acabar la publicación de una de mis perras en lo alto de las rocas nevadas, como mirando hacia el lago. Esa foto es del mes de diciembre, o sea un mes después de la otra, y ahí el lago estaba lleno, pues estaba todo nevado.
      Por otro lado, en verano también habíamos hecho ese sendero y resulta que estaba llenísimo, así que, nunca se sabe!
      Me alegro de que al menos encontraseis a esa pareja tan amable que os sacase del apuro.
      Un consejo: puedes imprimirte la ruta que vayas a hacer para así poder seguirla a medida que vas avanzando.
      Pues ya me contarás cuando vuelvas a hacer otra de nuestras rutas! Un saludo y que las disfrutes!

      Me gusta

  2. Dos observaciones…al inició de la ruta visitar la mamoa do batateiro…..y en esa zona probar en cualquier restaurante (yo lo hago en Sao Bento do Cando) el filete de vaca cachena…..Un saludo, y disfrutar de la zona que es preciosa.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s