Faro y molinos de Viento de Montedor

Hoy nos vamos de nuevo a la orillita del mar…

Y qué mejor lugar que un Faro para dejarnos guiar en esta ruta impresionantemente bonita y divertida, pues tiene de todo: un faro, molinos de viento, un fuerte, playas, rocas, petroglifos, y salinas, si es que lo tiene todo!

¿Vamos?

Aparcamos en el Faro y arrancamos!

Para empezar tenemos que bajar una cuesta que nos llevará directos hasta el primer molino de viento, situado a muy pocos metros y que tiene el curioso nombre de “Moinho do Petisco”, y es así de bonito:

Bajamos por unas escaleritas que están justo al lado y desembocamos en un camino ancho y debemos girar a la izquierda, siguiendo las marcas (atención que ya casi no se ven por el paso del tiempo) por varias calles del pueblo hasta que encontremos un indicador que nos llevará hasta los otros dos molinos de la ruta, éstos están situados a pocos metros el uno del otro:

Después de hacerte unas fotillos al lado de tan bonita estampa, volveremos sobre nuestros pasos para llegar de nuevo hasta el indicador que nos anunció los molinos, y que tiene al lado otro que nos señaliza que en la dirección contraria está o Forte de Paço y que será el siguiente punto que visitaremos… 

Cuando lleguemos a una carretera de adoquines la seguiremos hacia la izquierda hasta que encontremos un caminito estrecho que se adentra en un bosque por el que caminaremos un rato. Cuando los árboles empiezan a ser escasos y ya se ve a lo lejos la playa, giraremos de nuevo a la izquierda y nos desviaremos unos metros de nuestro camino para ir hasta unas rocas desde las que tendremos esta espectacular panorámica:

Ahí tienes a Petrilla cual Rey León, contemplando sus tierras…

Bonita visión del Océano, la playa, las tierras de cultivo y al fondo, el fuerte hacia donde nos dirigimos…

Bajemos por este estrecho caminito que va hasta la playa…

Al acabar de bajar por ese caminito, encontraremos este cartel que nos llevará hasta el Fuerte, por esta encantadora senda de arena…

 y después directamente por la playa, hasta llegar junto a él:

Del fuerte, lo que se puede ver es lo que se ve desde fuera, nada más, está siempre cerrado. En Portugal hay muchos fuertes como éste, distribuidos por toda la costa. Éste en concreto, fue construido en el siglo XVIII con el objetivo de defender la costa atlántica del Alto Minho, de un posible ataque de la Armada Española, junto con otras tres fortificaciones más, como por ejemplo, el famoso Forte da Ínsua, en plena desembocadura del Miño.

Debemos volver a caminar de nuevo los 450 metros que nos separan del cartel que lo anunciaba para tomar ahora, un camino espectacular hacia el sur, por la costa, entre las rocas y vegetación baja…

Por aquí el camino está muy bien señalizado con estas maderas que lucen las marcas del sendero así de bonitas y visibles, para que puedas localizarlas desde lejos. caminaremos durante un buen rato por este bonito y fácil tramo que te permitirá disfrutar del paisaje, del viento fresco, el olor a mar…

Pronto nos encontraremos con un letrero que nos indica que estamos en el lugar donde se hallan estos petroglifos  tan hermosos e interesantes que ves aquí, y que tienen como ves formas de círculos concéntricos, aunque en el cartel ponga “espirais”. La verdad es que el día que hicimos este sendero el sol estaba ya muy bajo, lo que hacía que las sombras de los surcos los hiciesen más fácilmente visibles…

Hay varios, búscalos por las rocas.

aquí tienes a éste tan chulo perfectamente enmarcado entre las patas y la barrigaina de mi Petri, jajajajaja!

Dejamos atrás esta grandiosa huella del pasado y seguimos caminado siempre en dirección sur, hasta que lleguemos cerca de aquella torre alta que se ve al fondo, que era la antigua  sirena del Faro de Montedor:

Una vez la alcancemos, el camino gira a la izquierda.

Y sube un poquito, para girar después a la derecha y llevarnos hasta esta playa donde nos espera otra sensacional sorpresa… del pasado

Y es que en esta roca que tiene forma como de triángulo, contiene en la base numerosas figuras que fueron grabadas sobre la Edad de Bronce y que representan ciervos o caballos. Toda una joya a dos metros de nosotros!

Puedes apreciarlos en esta imagen?

Y de la Edad de Bronce nos vamos a la Edad de Hierro, porque de esa época son las salinas que nos encontraremos poco después de la playa; estas salinas están excavadas en la propia roca, para que quedase el agua retenida donde después se evaporaba quedando dentro la sal. Curioso, no?

Ahora debemos volver de nuevo hasta la playa donde vimos los grabados rupestres y allí veremos un caminito empedrado por el que debemos subir y llegaremos a las casas. Ya verás por allí indicados los “grabados da Fraga da Bica”, que son éstos. No se pueden ver muy bien porque la roca está dentro de un terreno privado y tienes que conformarte con verlos desde el camino. Esta roca, de grandes dimensiones, tiene grabados cruciformes que podrían representar figuras humanas algunas de ellas rodeadas por círculos. Al igual que los de la roca de la playa, éstos también son de la Edad de Bronce.

Seguimos subiendo por las callejuelas entre las casas y veremos también una señal que nos anuncia la existencia de una Capilla a la que no pude hacer una fotografía porque tampoco se ve fácilmente, pues está también dentro de una propiedad privada y medio en ruinas.

Y ya aquí estamos muy cerca del Faro. Simplemente debemos subir unos metros más para llegar hasta él, ya que se halla en un promontorio en el que existió un poblado castrexo que se destruyó al edificar el Faro, en el 1990.  Hace poco, en el 1990, por causa de unas obras de saneamiento, abrieron una zanja y se encontró a pocos metros del Faro, un tesoro de denarios (monedas romanas), que en total alcanzaba un peso de 1kg de plata. Para informarte más acerca de este hallazgo, puedes visitar este Blog de Francis Suárez, Denarios Ibéricos, en el que se hace referencia, precisamente a esta nuestra ruta y a este nuestro Blog.

 

¿Sabías que es el Faro más Septentrional de Portugal?¿Y sabías que casi todos los Faros de Portugal se pueden visitar? Nosotros en concreto subimos a éste. Y tú, si quieres ir, debes acudir un miércoles, pues es el día que abren al público,

entre las 14:30 y las 17:30 horas españolas (Horario de invierno) y entre las 15:00 y las 18:00 horas españolas (horario de verano). Para visitas fuera de este día, tendremos que pedir permiso a la Capitanía de Viana do Castelo.

Para mí, que soy la loca de los Faros, fue toda una experiencia.

Imágenes del interior de la linterna.

Las vistas desde arriba: la playa por donde hemos estado, Moledo, Caminha, el Monte Tecla…

Imágenes de la escalera de caracol:

Y algunas cosillas que podrás ver en su museo:

038

036

033

037

Y hasta aquí nuestra inolvidable visita al Faro de Montedor…

Pero antes de acabar, os dejamos aquí la letra de una canción portuguesa dedicada precisamente al Faro de Montedor:

Farol de Montedor“:

 O farol de Montedor, ó ai ó ai

 O farol de Montedor

 Alumia cá p’ra baixo, ó ai ó ai

 Alumia cá p’ra baixo, ó ai ó ai

 Qu’eu perdi o meu Amor, ó ai ó ai

 Qu’eu perdi o meu Amor

 E às escuras não o acho, ó ai ó ai

 E às escuras não o acho, ó ai ó ai

  

 É noite e o sol já está posto, ó ai ó ai

 É noite e o sol já está posto

 E o meu Amor que não vem, ó ai ó ai

 E o meu Amor que não vem, ó ai ó ai

 Ou o mataram a ele, ó ai ó ai

 Ou o mataram a ele

 Ou ele matou alguém, ó ai ó ai

 Ou ele matou alguém, ó ai ó ai

  

 Ó luar da meia noite, ó ai ó ai

 Ó luar da meia noite

 Alumia cá p’ra baixo, ó ai ó ai

 Alumia cá p’ra baixo, ó ai ó ai

 Qu’eu perdi o meu Amor, ó ai ó ai

 Qu’eu perdi o meu Amor

 E às escuras não o acho, ó ai ó ai

 E às escuras não o acho, ó ai ó ai

Puedes escucharla aquí

FICHA TÉCNICA:

Dónde: en Viana do Castelo, Portugal

Circular: si

Señalizada: si

Tiempo:  2 horas

Distancia:  5´89 kms

Consejo: si puedes, vete un miércoles, ya que es el día en que los Faros están abiertos en Portugal para ser visitados, entre las 14:30 y las 17:30 horas españolas (Horario de invierno) y entre las 15:00 y las 18:00 horas españolas (horario de verano). Para visitas fuera de este día, tendremos que pedir permiso a la Capitanía de Viana do Castelo.

Dificultad: baja

Coordenadas GPS: 41º45´05´´ – 8º52´22´´

Mapa:

Sigue la ruta

Cómo llegar

9 comentarios en “Faro y molinos de Viento de Montedor

  1. Me ha gustado mucho la ruta, fácil de llegar, fácil de hacer, con un poco de todo: monte, playa, historia, gastronomía… (que no falte el bacallau, jeje). Comimos en Playa de Ancora y genial.
    Fui un viernes, por lo que no pude ver el faro por dentro. Pero seguro que otro día que me coincida, valdrá la pena verlo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues si, Fini, tenéis que intentar ir un miércoles para verlo. Merece la pena. Bueno, yo es que me autoproclamo “La loca de los Faros”, con lo cual, para mí fue un sueño cumplido, poder subir a uno. Gracias por tu comentario y por tus fotos, ya nos irás informando de los siguientes, que los disfrutéis a tope! Un abrazo!

      Me gusta

      1. La primera del faro y la del petroglifo.
        Si me das permiso las puedo tomar directamente de tu blog, y señalaría tu autoría a pie de foto con un enlace al mismo.
        Un cordial saludo

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s