Monasterio de Oseira

Hoy os traigo un sendero del que podéis elegir vosotros la duración: veréis, es un recorrido largo alrededor del Monasterio de Oseira, pero se puede hacer en dos partes más pequeñas, es decir, haciendo un 8, con lo cual, vosotros mandáis!

172

Nunca dejará de sorprenderme este gigante con tanta historia y tanto arte grabada en sus piedras… es el Monasterio más grande de Galicia, y le llaman “el Escorial gallego”

Cómo llegar: Debemos llegar hasta San Cristovo de Cea, donde podemos aprovechar para comprar una bolla de su famoso pan, allí  ya veremos indicadores hacia el Monasterio, que está en Oseira, a unos pocos kilómetros. Por cierto, que en la visita guiada que hicimos al interior del Monasterio, nos enteramos de que en el escudo del Monasterio aparecen dos osos, ya que debe su nombre a que antes por la zona había muchos ejemplares.

¿Nos encontraremos hoy con alguno?

Cómo nos gusta que nuestros senderos empiecen o pasen por monumentos tan importantes y con tanta historia!

Este es un monasterio trapense, (ramificación de la orden del Císter), cuya fundación data del 1137 que tuvo una gran relevancia social y económica en la comarca y en tierras más lejanas. En el año de 1835, como consecuencia de la desamortización de Mendizábal los frailes dejaron el convento, que quedó totalmente abandonado. Ello propició el expolio del lugar. Los monjes volvieron de nuevo en 1929 comenzando entonces su reconstrucción. En la actualidad residen en él una docena de monjes.

Como os dije, el sendero se puede hacer en forma de 8, todo seguido o en dos partes, así que vamos a diferenciarlas.

PRIMERA PARTE:

Bueno, enfrente del monasterio podrás dejar el coche ya que hay un gran aparcamiento. Empezaremos a caminar en dirección contraria al monumento, por la carretera principal, pero sólo unos metros, porque enseguida torcemos a la derecha por una calle empedrada y ancha que desemboca e el río. Al otro lado, verás una bonita área recreativa:

128

Caminamos paralelos al río y ya al pasar el puente…

129

nos introducimos en un bello camino acolchado con miles de hojas caídas que harán que el paseo te enamore ya.

Nada más empezar, ya encontramos este molino:

131

No me digas, este senderillo parece que te está diciendo: “ven, ven”, jajajajajajaja

133

Empieza lo bueno!

136

135

Caminamos largo rato en línea recta siempre llevando el río a nuestra izquierda, aunque a veces el camino parecía querer convertirse también en río:

141

    Llegarás a este puente, pero NO debes cruzarlo.

142

144

También llegarás a éste otro, que tampoco debes cruzar:

145

Sino que debes continuar por la misma orilla del río Oseira hasta que llegues a esta carretera y estas casas:

147

Debes continuar ascendiendo por ahí un poquito más hasta que veas este cruceiro:

149

Porque poco después de pasarlo, tendrás que coger un camino a la izquierda que desciende entre amplios campos.

Es posible que estos caminos estén totalmente anegados, por lo que es recomendable llevar un buen calzado, impermeable y antideslizante, aunque eso es recomendable en cualquier sendero y en cualquier terreno…

Bueno, pues vas a llegar a este tercer puente, que si debes cruzar:

012

Y llegaremos a la aldea de Áspera, en la que a nosotros nos cayó un buen chaparrón, de ahí que no tenga muchas fotos ji ji ji ji ji…

152

Bueno, dejamos Áspera atrás y empezamos a bajar, primero unos metros por la carretera y después ya por caminos:

154

Bajamos rodeados de árboles, muros antiguos de piedras, y ese colchón de hojas secas que tanto nos gusta pisar:

 158 157

Más tarde nos cruzaremos con el Camino de Santiago, el cual seguiremos durante un rato, pero poco tiempo la verdad…

Continuamos, ya estamos muy cerca del Monasterio de nuevo:

 164

Aquí está mi Petrilla cotilleando, ji ji ji…

166

Y ya llegamos a la aldea de San Martiño, en la que verás este rincón tan peculiar, con lavadero y horno comunitario:

167

Bueno, aquí tenéis la opción de seguir el sendero por el camino al lado del horno, o bajar por la carreterita que nos llevará directos al Monasterio. Nosotros elegimos esta segunda opción, deseando volver otro día para hacer la segunda parte.

Mientras bajas por la cuesta que va paralela a los muros del Monasterio, tendrás unas perspectivas de lujo para  disfrutar de su inmensidad, de su belleza y su callada presencia, desde diferentes ángulos, cada cual más hermoso:

169

¡Cuánta historia que contar, y qué silencioso permaneces!

170

Cruzamos la puerta que nos introduce en los dominios del gran Monasterio, nos acercamos cruzando sus jardines y de pie ante sus robustas paredes, nos quedamos boquiabiertos como tontos, mirando hacia arriba sin poder creer lo que estamos viendo… Me vuelvo a declarar fan de este Monumentazo, que cada vez que acudo a él me vuelve a sorprender…

174

SEGUNDA PARTE:

Bueno, pues como te digo, otro día hicimos la segunda parte. Puedes empezarla en la aldea de San Martiño, donde el horno comunitario, o desde el aparcamiento del propio Monasterio. Esta última opción, fue la que elegimos nosotros.

Lo cierto es que, como ya sabíamos los horarios de visitas guiadas al interior, fue lo primero que hicimos, para después poder hacer la ruta sin estar pendientes de llegar a una hora en concreto y poder disfrutar tranquilamente y sin prisas de la ruta.

20150329_152307

Bien, después de la visita, que cuesta 3 euros por persona, por cierto, empezamos en el mismo lugar de la otra vez, en el Área Recreativa que está al otro lado del río, a la cual, accedimos cruzando estas hermosas “poldras” o pasos, que nos encantan:

20150329_163256

Cruzamos la tranquila zona verde (es un buen sitio para hacer un picnic y/o descansar al acabar el sendero)

20150329_163343

Y cogemos un camino que aparece a nuestra derecha y empieza a subir ligeramente, y que va bordeando el muro del Monasterio, como ves…

20150329_163532

20150329_163605

Desde aquí tendrás unas bonitas vistas del “hermoso gigante de piedra”:

20150329_164328

Dejamos a un lado el muro y atravesamos la pequeña aldeíta abandonada de A Ventela:

20150329_165523

20150329_171046

Después de atravesar un tramo de monte bajo, lleno de matorrales que dificultan la visión clara del camino, llegamos a la carretera por la que hace un rato llegamos en coche, así que si vas con perros, debes atarlos, porque tenemos que caminar unos cuantos metros por ella. Justo ahí, verás que estás en el Camino de Santiago.

Y nos introducimos en Pielas:

20150329_172318

Al salir, empezarás a caminar por una bonita carballeira, de esas que tanto nos gustan, con árboles antiquísimos y colchón de hojas secas bajo tus pies:

20150329_172523

20150329_173304

20150329_173908

Cruzamos el río Oseira por un puente de hormigón:

20150329_173916

20150329_175312

Después de caminar un rato subiendo, llegamos a Betar, con su fuente lavadero, en el que Petra no dudó en darse un buen chapuzón, y hasta nadar!

  20150329_180315

De nuevo toca subir. Ahora ya no es bosque con árboles, sino que se convierte en monte bajo, con tojos y matorrales que te irán pinchando tooooooooodo el tiempo, jajajaja, es que en varios casos, el camino estaba realmente cerrado y así que te será de gran ayuda el bastón para pasar por determinados puntos a lo Indiana Jones. También es preferible que lleves pantalones largos y cazadora o algo que te proteja, pero bueno, no te asustes, que si nosotros pasamos, tú también pasarás!

La aventura es la aventura!

20150329_181001

20150329_181003

Llegamos a otra aldea. Ésta se llama O Río, y tiene una fuente y justo debajo, un lavadero. adivina quién se metió dentro de la fuente… Cusca, tan precavida ella, sólo subió para beber y mojar un poquito la barrigaina:

20150329_183028

20150329_183330

Al pasar por otra carballeira, ya nos encontramos con el muro del Monasterio de nuevo, aunque en este tramo estaba derruído, una pena.

Y ya estamos en la aldea de San Martiño, donde acabamos el otro día la otra parte del sendero. Éste es su horno comunitario, uno de los hornos en los que nació el famoso Pan de Cea. Estos hornos eran construídos entre varias familias del pueblo, ya que no se podían permitir tener uno en la casa. Así que los hacían entre todos y todos podían ir después a hacer pan, siguiendo un riguroso sistema de turnos:

20150329_184455

A pocos metros, un poquito más abajo, encontrarás el lavadero:

20150329_184647

Cogemos la calle que baja hacia el Monasterio y abandonamos San Martiño…

20150329_184810

Y ya empezamos a ver su impresionante presencia:

20150329_185332

Aquí está la Joana, que no se pierde una, sobre el muro del Monasterio:

20150329_185829

Llegamos!

20150329_190817

Pero eso si, antes de irnos, nos compramos esta bolla de Pan de Cea!

IMG-20150329-WA0010

Aquí te dejo la ficha técnica de cada una de las partes del sendero:

FICHA TÉCNICA COMÚN:

Dónde: en Oseira, San Cristovo de Cea, Ourense

Circular: si

Señalizado: no

Consejo: calzado impermeable, ya que algunos caminos pueden estar muy encharcados y bastón, tanto para ayudarnos a cruzar algún camino convertido en río, como para apartar los tojos y matorrales sin rascarnos mucho.

Coordenadas GPS: N 42º 32´ 21´´ – W 7º 57´ 01´´

Cómo llegar con google maps

1ªPARTE:                                                                      2ª PARTE:

Distancia:  7,300km                                                   Distancia: 9km

Duración:   2 horas 30 minutos                              Duración: 2 horas 30 minutos

Dificultad:  media                                                      Dificultad: media

Mapa                                                                              Mapa

5 comentarios en “Monasterio de Oseira

  1. Interesante! Y muy detallada la ruta!
    Una pregunta para decidir hacerla o no. Mis perras se descontrolan con caballos y bicis. Es ruta apta para encontrarse con algunas? Al ver aldeas siempre las ato, las ovejas producen la misma reacción 😦
    Muchas gracias!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues bicis creo que nos encontramos ninguna, ovejas creo recordar que si, pero bueno, mi Petra se pone también como loca con algunos animales, y no tuvimos problema, claro, que depende mucho del día que vayas. Cuando fuimos nosotros llovía a ratos. Ahora mismo imagino que algunos caminos serán ríos literalmente, así que llevad un buen calzado impermeable y bastón para ayudaros. Que lo paséis fenomenal!!! Gracias por tus comentarios!

      Me gusta

  2. Bonito post!! Cuando ves en una página sitios que conoces y donde te criaste es raro pero a la vez tan bonito!! 😉 Pena que no pusieras fotos de Áspera, me encantaría verlas!!
    Como soy de allí, te cuento dos cosas: es Pieles no Pielas y A Ventela no está abandonada (vive gente, a veces no todo el año, e igual os coincidió, pero hay alguna aldea abandonada, pero esa no. 😉 )
    Espero que no te parezca mal.
    Te seguiré para ver tus próximas rutas!
    Un saludo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s