Ruta do Río Gato

Atención: esta es una ruta no recomendable para personas que tengan vértigo o no estén en buena forma física. Asimismo, tampoco es recomendable hacerla con niños por su dificultad y en algunos tramos puede ser algo peligrosa. Tampoco recomiendo que llevéis perros demasiado enérgicos, podría haber cierto riesgo para ellos si son muy inquietos. Pero si los lleváis, tened en cuenta que el río muy pocas veces es accesible, así que deberíais llevarle agua para beber y refrescarlos si hace mucho calor. Y es preferible no hacerla en días en los que haya llovido, porque pueden estar resbaladizos algunos tramos. Recomendable el bastón.


Hoy nos vamos a hacer una peculiar ruta que requiere una buena forma física y no padecer de vértigo… la Ruta del Río Gato.

Cómo llegar: Debemos ir hasta Cartelle, en la provincia de Ourense, cerca de Ribadavia y Arnoia. Una vez allí, seguiremos los indicadores hacia Sandes y en Sandes buscaremos el indicador a la entrada del pueblo que nos indica el Campo de Fútbol. Debemos seguirlo, porque allí mismo podrás empezar el sendero. Como te imaginas, hay mucho sitio donde aparcar y además hay un cartel informativo acerca de la ruta que te puede interesar. Bueno, pues empezamos a caminar! Los primeros metros de la ruta son por una pista ancha que baja y baja y baja, y nosotros sólo podemos pensar en que todo eso, después hay que subirlo y subirlo y subirlo, ufffff!

022

Cuando llegues a un merendero, debes coger el camino que aparece a la derecha con indicadores de madera.

023

A muy pocos metros verás un cartel que te indica que debes coger un senderito a la izquierda para bajar hasta el río a ver dos molinos: Muíño do Aguardenteiro e Muíño dos Bandes… La verdad es que los molinos de esta ruta no están restaurados, pero no por ello dejan de ser encantadores…

027

Si bien vamos a ir siguiendo el curso del río Gato hasta su desembocadura, lo cierto es que en contadas ocasiones lo tendremos al alcance, lo cual es algo que tenéis que tener en cuenta si vais con perros, porque si hace calor, a menudo necesitarán bañarse y/o beber pero no siempre podrán; muchas veces el agua queda a varios metros por debajo del camino y no es tan accesible como se pueda pensar en un principio, pero justo aquí, en este punto, si que pueden meterse en él.

029

Aquí debemos volver sobre nuestros pasos y subir de nuevo hasta el camino principal, donde pronto te encontrarás un nuevo cartel de madera que te invita a visitar el mirador. Toca subir, pero merece la pena. Cuando llegues arriba, te verás recompensado con unas vistas impresionantes del valle, y las montañas, que cuando fuimos nosotros lucían unos colores primaverales impresionantes, no te dejarán indiferente, ya lo verás:

033

034

042

043

052

Ahora bajamos para volver al camino que nos guiará hasta otros tres molinos…

y ahora se presenta así de apetecible:

059

 063

067

071

De repente, llega una de las partes del sendero que más ven a pedirte cuentas en lo que a forma física se refiere: esta estrecha senda que sube de manera prácticamente vertical en la que debes a veces ayudarte del pasamanos para subir, porque tiene algunos pasos realmente difíciles y altos:

075

 086

 Desde allá arriba tendremos unas bonitas vistas y también divisaremos a lo lejos el mirador en el que acabamos de estar:

088

Y ahora, después de tanto subir, toca descender de nuevo -este sendero es como una montaña rusa- para ir a visitar más molinos y una fervenza la mar de bonita:

091

099

Este es otro de los pocos puntos en que tenemos el agua cerquita, así que si vas con perros, asegúrate de que beben agua aquí y/o incluso se bañen los más valientes!

105

Y ahora llegamos a un punto clave en la ruta, que es el final del hermoso Río Gato, que hemos venido siguiendo, para convertirse en el Río Arnoia, más hermoso todavía si cabe (y afluente a su vez del Miño). La verdad es que nosotros nos quedamos boquiabiertos contemplando este paisaje sin igual, en serio que te impresionará:

113

 El río Gato desemboca en forma de cascadita y se transforma en esta preciosidad:

111

Hasta Cusca y Petra se quedaron alucinadas contemplando aquel paisaje:

115

123

Después de contemplar aquel rincón unos cuantos minutos, (debes tener cuidado de no resbalar en aquellas rocas) volvimos sobre nuestros pasos, 40 metros atrás para retomar el camino y ahora si, empezar a subir y subir y subir todos aquellos metros que bajamos al principio, ¿te acuerdas?

Vas a llegar a un punto en el que a mano izquierda verás unas rocas que te proporcionarán una espectacular vista del río Arnoia desde lo alto, pero debes fijarte bien porque no está señalizado como mirador, ni nada.

127

128

Bueno, pues más arriba pasarás por varios puntos importantes, como son las ruinas de un antiguo lagar…

137

Una fuente…

138

Un nuevo mirador…

Y también las ruinas de un horno:

141

Seguimos subiendo. De nuevo a tu izquierda se abre un punto donde un bonito árbol te marca el lugar al que debes acercarte para divisar una vez más, una incomparable panorámica. No sé Petra qué veía desde ahí, pero estaba super atenta sin quitar ojo a lo que sucedía “bajo sus pies”:

149

Bueno, ya queda poco, dejamos de subir, el camino ya se hace más llano y fácilmente transitable. Pasarás por varias edificaciones antiguas, algunas en mejor estado que otras, que pertenecen a las Adegas de Mogos…

152

Y ya, enseguida, llegarás al pueblo de Sandes.

153

156

Nosotros tuvimos que ir como locos a comprar una botella de agua a una tiendita de las de antes (a punto de cerrar) haciendo esquina en la carretera, ya que se nos quedó escasa el agua que llevamos -era abril pero parecía agosto- y es que la señora era encantadora, pero es que su tiendita, medio vacía ya por cierre, tenía en su interior un saloncito montado de lo más curioso, con sus sofás y su mesita camilla, de lo más acogedor! Si necesitas tomar o comprar algo y ésta ya está cerrada, a unos metros está el bar del pueblo. Aunque nosotros ya no tuvimos que ir hasta él.

Bueno, pues ahora sólo queda caminar un poquito más, (unos metros por la carretera pero sin apenas tráfico) y ya enseguida tomamos un caminito que nos llevará al campo de fútbol, donde dejamos el coche unas horitas antes.

FICHA TÉCNICA:

Dónde: en Cartelle, provincia de Ourense.

Señalizada: si

Circular: si

Duración: 2 horas 45 minutos

Distancia: 6´70km

Dificultad: alta

Consejo: esta es una ruta no recomendable para personas que tengan vértigo o no estén en buena forma física. Asimismo, tampoco es recomendable hacerla con niños por su dificultad y en algunos tramos puede ser algo peligrosa. Tampoco recomiendo que llevéis perros demasiado enérgicos, podría haber cierto riesgo para ellos si son muy inquietos. Pero si los lleváis, tened en cuenta que el río muy pocas veces es accesible, así que deberíais llevarle agua para beber y refrescarlos si hace mucho calor. Y es preferible no hacerla en días en los que haya llovido, porque pueden estar resbaladizos algunos tramos. Recomendable el bastón.

Coordenadas GPS:  N 42º 14′ 20”  –   N 08º 04′ 51”

Mapa

Cómo llegar con Google Maps

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s