¿Quiénes somos?

Desde pequeñita me gusta caminar. No sé si ya me gustaba antes, pero mi infancia como “girl scout” creo que tuvo mucho que ver, ya que hacíamos largas “marchas” y nunca eran suficientes para mí.

Ahora -que ya no soy tan pequeñita-  tengo la suerte de estar rodeada de un puñao de gente que comparte mi obsesión por pisar cada metro cuadrado de monte sobre todo si es siguiendo marcas amarillas y blancas, o amarillas y rojas…

Nos llena el espíritu conocer tan bellos paisajes y lugares que, si no fuese caminando, no podríamos ni soñar.

Además, tengo la suerte de tener dos grandes amigas con cuatro patas (ellas tienen ventaja), llamadas Petra y Cusca, que hacen que mis fotos se vean siempre hermosas!